Actuación y daños

Los trips pueden hibernar dentro del invernadero en grietas y fisuras y una vez comenzada la campaña suelen llegar volando desde el exterior o introducirse junto con el material vegetal.

Los daños en las plantas son producidos al perforar las células de los tejidos superficiales y chupar su contenido haciendo que el tejido circundante muera. La decoloración gris plata en las hojas y las manchas negras (excrementos) son indicios de su presencia en el cultivo. En ataques fuertes se produce una disminución del vigor de la planta debido a la perdida de clorofila.

Los trips son también responsables de la transmisión de diversos virus, como el TSWV (Virus del bronceado del tomate).

Contenidos |  LOPD | LSSI |  Diseño web: Strategica Data